Daniel Valdivielso/LaSexta

El hidrógeno es el elemento más común y abundante en el planeta. Se trata, por tanto, de un punto clave que podría ayudar a la descarbonización del sector automovilístico. Pese a ello, y a los esfuerzos de numerosos fabricantes de automóviles durante las últimas décadas, el coche alimentado por hidrógeno no ha conseguido llegar al gran público.

Para muestra, un botón: en España apenas existen estaciones de servicio capaces de suministrar hidrógeno, algo que va a cambiar gracias al acuerdo firmado por Toyota España y Enagás para la instalación de una estación de repostaje de hidrógeno para vehículos de pila de combustible de hidrógeno, una buena noticia para este combustible sin apenas presencia en nuestro país.

A día de hoy, sólo se vende un coche con pila de hidrógeno en España: se trata del Hyundai Nexo, que con un coste de 69.000€ y la práctica imposibilidad de repostar en nuestro país su presencia es apenas testimonial. Sin embargo, Toyota comercializa en otros países el Mirai, un sedán con pila de hidrógeno que cuenta con miles de seguidores a nivel mundial.

Otro de los puntos clave de este acuerdo es también la puesta en marcha de la primera flota de 12 unidades de Toyota Mirai de España con base en Madrid, lo que serán las primeras 12 unidades de este modelo japonés con capacidad para recorrer más de 500 kilómetros con una carga de hidrógeno, repostando en menos de 5 minutos. ¿Será éste el empujón a esta tecnología?