En casi todas las regiones de España es posible encontrar gasolineras baratas que tienen precios más asequibles para cualquier cliente. Se las conoce como gasolineras low cost porque resultan llamativas precisamente por ofrecer el litro de carburante hasta 15 o 20 céntimos más barato.

Pero ¿esto a qué se debe? ¿Es el mismo combustible que el que sirven en otras gasolineras? ¿Se puede confiar en ellas o estamos perjudicando a la moto con esa gasolina? Pues bien, hay una explicación para cada una de esas preguntas.

¿Por qué hay gasolineras más baratas?

Para responder a esto hay que echar un vistazo a los parámetros que definen el precio de la gasolina. La parte que corresponde al carburante y la de los impuestos no se pueden tocar, con lo que solo es posible reducir el coste del litro rebajando las ganancias de los agentes que la llevan hasta el depósito de la moto: mayoristas, transportistas, distribuidores, estaciones de servicio. De ahí que aunque haya diferencias sustanciales, nunca son lo suficientemente grandes como para que lleguen a sorprender. A fin de cuentas aproximadamente un 83% de lo que se paga por el carburante no varía.

Puedes leer la noticia completa de Motociclismo.es a través de ESTE ENLACE.