Madrid se convirtió este martes una vez más en una gigantesca ratonera en este colapsado mes de octubre, el peor para la movilidad en la capital de los últimos 18 meses.

La vuelta al trabajo presencial tras la larga pandemia, los colegios y universidades también presenciales, el miedo a los contagios en el transporte público (el uso de la EMT está a un 80% de los niveles normales), las múltiples obras que tienen media capital levantada y dos importantes accidentes se sumaron ayer en un cóctel explosivo que colapsó el este, el sur y el oeste de la ciudad.

Días como el de ayer pueden ser sólo el comienzo de una fase más problemática. Como explican desde el Área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, el tráfico de octubre de 2021 (normalmente el peor mes en tráfico del año) de momento supone el 90% del de octubre de 2019. De esta forma y si sigue subiendo hasta el nivel de hace dos años, Madrid corre riesgo de colapso total. Además, la gran cantidad de obras que el Consistorio está ejecutando, con sus correspondientes cortes de carriles incluso en puntos muy sensibles, como el Nudo Norte, amenazan con terminar de paralizar la capital de España.

Puedes leer la noticia completa de El Mundo a través de ESTE ENLACE.