El Gobierno prevé incrementar la recaudación tributaria en 6.847 millones de euros en 2021 gracias a la subida o creación de nuevos impuestos, entre ellos a las bebidas azucaradas y los envases de plástico, y a la modificación de otras figuras tributarias directas, indirectas y ambientales.

El plan presupuestario remitido este martes a Bruselas cuantifica en 9.170 millones el impacto de las medidas tributarias que el Ejecutivo planea poner en marcha, ya sea en las propias cuentas o con legislación específica, de los que 6.857 millones serán en 2021 y 2.323 millones, en 2022.

Además de los ya aprobados impuestos sobre las transacciones financieras (con un impacto de 850 millones en 2021) y determinados servicios digitales (968 millones), el Gobierno prevé aprobar un impuesto sobre los envases de plástico no reutilizables (491 millones).

Con este impuesto, que ya ha superado la fase de consulta pública y que tendrá que contar con una ley específica por ser de nueva creación, el Ejecutivo pretende lograr un consumo "más sostenible" dando prioridad a productos reutilizables.

Puedes leer la noticia completa de LA VANGUARDIA a través de ESTE ENLACE.