La red de recarga pública es uno de los tres pilares fundamentales para el correcto despliegue del coche eléctrico. Una industria latente con un gran potencial de creación de puestos de trabajo de calidad que se enfrenta en España a barreras absurdas desde las administraciones públicas, pero también desde algunas compañías eléctricas.

Un ejemplo de esta grave situación provocada por el desconocimiento y desgana que se ha tratado la innovación en nuestro país es el terrible dato de que en la actualidad hay 12.000 puntos de recarga públicos en funcionamiento, pero todavía existen 4.500 puntos listos para funcionar, pero esperando recibir el permiso desde las administraciones públicas, o la conexión por parte de la distribuidora. Un dato tremendo.

Pero las perspectivas en general son buenas. Según el clúster del coche eléctrico de España, AEDIVE, gracias al Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) que busca poner en la calle 3,5 millones de coches eléctricos, se plantean las siguientes horquillas en el desarrollo de la red de carga pública en España:

• Hasta 23.000 puntos de recarga de acceso público en 2022
• Hasta 70.000 puntos de recarga de acceso público en 2025
• Hasta 255.000 puntos de recarga de acceso público en 2030

Por supuesto, esto siempre que se eliminen las vergonzosas barreras que se han puesto al despliegue de las estaciones de carga, que frenan el despliegue y las futuras inversiones que se están marchando a otros países más abiertos.

Puedes leer el artículo completo de Foro Coches Eléctricos a través de ESTE ENLACE.