Fitur cerró ayer su 42 edición, la primera presencial tras la pandemia con más de 110.000 visitantes, 80.000 de ellos profesionales, y con un impacto económico estimado en más de 150 millones de euros. Así lo ha asegurado la directora de Fitur, María Valcarce, en declaraciones a Europa Press, en las que ha remarcado que se ha podido «contribuir a la recuperación» de la industria turística tanto a nivel nacional como internacional. «Estamos satisfechos porque las empresas y los expositores lo están. Han hecho contratos de negocios y abundantes encuentros que les van a servir para el despegue de una industria tan importante para la economía y el empleo», señaló Valcarce.

Además, ha detallado que en los tres primeros días de feria, que corresponden a la fase profesional, registraron más de 80.000 visitantes y que el fin de semana, cuando se abre al público general, han sido más de 30.000. Además, el modelo híbrido que combina presencialidad con el mundo digital ha permitido que la plataforma FiturLIVEconnect haya contado con más de 33.000 usuarios.

En esta edición han participado unas 7.000 empresas expositoras de 107, con lo que la «variable internacional» de esta feria ha estado «muy presente». Con la mirada puesta en la edición del año que viene espera la directora que se superen ya los datos de antes de la pandemia. En esta ocasión el número de expositores ha sido el 80% del máximo antes de la llegada del Covid-19.

Puedes leer el artículo completo de El Mundo a través de ESTE ENLACE.