La ordenanza de Movilidad Sostenible, Madrid 360, continuará en vigor, al menos por ahora. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) denegó ayer la medida cautelar provisionalísima solicitada por Vox que pedía la suspensión inmediata de la norma, aprobada por el Ayuntamiento de Madrid en septiembre. Los magistrados tomaron esta decisión tras «no advertir especial urgencia» y considerar que «el recurrente tampoco hace en su escrito una específica y fundada consideración» para intentar paralizar el nuevo Madrid Central.

De forma subsidiaria, Vox pidió ante la Sección Segunda de la Sala de lo Contencioso-Administrativo que, en caso de que no aceptasen las medidas cautelarísimas (en las que no se escucha a las partes), se abriese una pieza separada para abordar las medidas cautelares. En este sentido, y teniendo en cuenta que la prohibición de circulación por el interior de la M-30 de los vehículos contaminantes no matriculados en la capital entra en vigor el 1 de enero, los magistrados estiman que hay «tiempo suficiente como para poder resolver antes de esa fecha lo que proceda sobre la medida cautelar con audiencia de la parte contraria», tal y como consta en el auto al que ha tenido acceso ABC.

Puedes leer la noticia completa de ABC a través de ESTE ENLACE.