Las importaciones de crudo a España en septiembre alcanzaron los 4,215 millones de toneladas, lo que representa un descenso del 17,9% con respecto al mismo mes del año pasado, según datos de la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (Cores).

En el tercer trimestre de este año la caída es de un 17,2%, siendo las segundas más bajas, tras las del segundo trimestre, desde el primer trimestre de 2014.

En el mes de septiembre, se importaron 28 tipos de crudo originarios de 16 países. México, con 730.000 toneladas y un crecimiento del 24,4% respecto al mismo mes del año pasado, se situó como principal suministrador de crudo a España por primera vez en cuatro meses, con el 17,3% del total.

Le siguen Nigeria, con un total de 646.000 toneladas, aunque con un descenso del 48,4% frente a septiembre 2019, y Kazajistán (551.000 toneladas), que incrementó notablemente sus importaciones (+498,9%).

Puedes leer la noticia completa de Europa Press a través de ESTE ENLACE.