Los consumidores buscan fórmulas para intentar hacer frente al elevado precio de los carburantes, desde acudir a las estaciones más baratas a repostar menos litros. Los empresarios de las gasolineras advierten: Están aumentando los casos de los clientes que se van sin pagar. Muchas gasolineras han vuelto al prepago para evitar pérdidas.

Largas colas, esperas prolongadas a altas temperaturas. Todo por ahorrarse unos céntimos en carburante, pero esto es lo que hacen ya muchos conductores.

Los conductores ensayan fórmulas para que repostar les dé más de sí y palíe un incremento de precios que les resta poder adquisitivo.

Con estos precios tan elevados las estaciones de servicio advierten que aumentan los clientes que se van sin pagar, según señala Victor García Nebreda, de Estaciones de Servicio

Por ello muchas gasolineras han vuelto al prepago para evitar acumular pérdidas. Denuncian todos los casos a la Guardia Civil y los infractores se enfrentan a delitos leves de estafa.

Puedes leer el artículo completo de Telemadrid a través de ESTE ENLACE.