Madrid 360 es la nueva estrategia del ayuntamiento de Madrid para transformar a la capital en una ciudad sostenible. Lo hace, entre otras cosas, a través de la nueva ordenanza municipal de movilidad, que sustituye a la de Madrid Central (tumbada por la justicia por un error de forma) y restringe el acceso de los vehículos más contaminantes a determinadas áreas del municipio definidas como zonas de bajas emisiones.

Algunas de las medidas ya han comenzado a aplicarse. Desde el 22 de septiembre, día posterior a la publicación de la ordenanza en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid, hay restricciones en Distrito Centro, y el 22 de diciembre se inician en Plaza Elíptica. Además, en enero de 2022 aumentan los límites a la circulación en el interior de la M-30, una norma que se irá extendiendo hasta enero de 2025, cuando se terminará de implementar el plan de movilidad.

En ese momento, en 2025, todas las vías urbanas de la capital se verán afectadas. En concreto, los turismos con clasificación ambiental A –los diésel de antes del 2006 y los de gasolina previos al 2001– tendrán prohibida la entrada al ámbito municipal de Madrid.

Puedes leer el artículo completo de Newtral a través de ESTE ENLACE.