Madrid tendrá la Zona de Bajas Emisiones (ZBE) más grande de Europa en 2024 gracias a la Estrategia de Sostenibilidad Ambiental Madrid 360. Así lo ha anunciado el Ayuntamiento de la capital, advirtiendo de que a partir de ese año, los vehículos más contaminantes (sin distintivo ambiental) de los no residentes o aquellos que no estén matriculados en la capital tendrán limitado el acceso a la ciudad.

La modificación de la ordenanza de movilidad sostenible, cuyo anteproyecto se aprobará en los próximos días, crea el marco legal para convertir los 604 kilómetros cuadrados que componen el territorio de la capital en zona de bajas emisiones en 2024, una superficie superior a la de Bruselas (161 km2), París (105), Barcelona (95), Berlín (88), Lyon (48), Ámsterdam (20) o Milán (8,2).

Con esta regulación se pretende otorgar una misma protección a los ciudadanos de todo el término municipal, determinando anillos territoriales para su aplicación progresiva desde 2022 hasta 2025. Esta medida gradual posibilitará cumplir los valores límite de calidad del aire establecidos por la normativa comunitaria y estatal en materia de calidad del aire mediante la reducción de las emisiones contaminantes derivadas del tráfico rodado.

Puedes leer la noticia completa de La Sexta a través de ESTE ENLACE.