Acceder a la Zona de Bajas Emisiones de Centro, en preaviso durante los pasados dos meses, en un vehículo contaminante -excepto comerciante y residente- conllevará multa a partir de este sábado, como ocurría cuando accedían al Madrid Central de Carmena.

Así, se prohíbe el acceso prácticamente en todo el distrito a los vehículos con clasificación ambiental A (vehículos que carecen del distintivo de la DGT porque funcionan con motores diésel matriculados antes del año 2006 o gasolina previos al año 2000). Se mantiene la prohibición de atravesar la zona a los vehículos con clasificación ambiental B y C, aunque podrán entrar si estacionan en un aparcamiento de uso público o privado.

El acceso no permitido a esta zona constituye una infracción leve de tráfico y puede ser sancionado conforme a los artículos 80.1 y 81 de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial con 90 euros, 45 euros si es por pronto pago.

Puedes leer el artículo completo de Huffington Post a través de ESTE ENLACE.