Más del 70% de los ciudadanos encuestados en Madrid y Barcelona son partidarios de prohibir la venta de coches de gasolina y diésel en la Unión Europea (UE) a partir de 2030, según un sondeo realizado en las 15 ciudades europeas de mayor tamaño. En este estudio, online de YouGov para Transport & Environmenthan, han participado unas 10.000 personas de ocho países en las ciudades de Berlín y Hamburgo (Alemania), Roma y Milán (Italia), Londres y Birmingham (Reino Unido), París y Lyon (Francia), Bruselas y Amberes (Bélgica), Varsovia y Cracovia (Polonia) y Budapest (Hungría), además de las dos principales ciudades de España.

A nivel europeo, el 63% de los habitantes de las ciudades estudiadas está a favor de la prohibición, mientras que el porcentaje se eleva al 72% en el caso de Madrid y al 74% en el de Barcelona. Para impulsar las ventas de los vehículos sin huella de carbono por encima de los que emplean gasolina y diésel, el 65% de los madrileños y el 60% de los barceloneses consideran un factor "importante" que los coches sin emisiones compitan en costes y no sean más caros, como sucede ahora.

Otra de las cuestiones relevantes para los ciudadanos es "disponer de una infraestructura de recarga suficiente" que en la actualidad no se dispone, según ha constatado un 59% de las personas sondeadas tanto en Madrid como en Barcelona. Mónica Vidal, Directora de Políticas Públicas y Gobernanza Climática de ECODES, ha advertido en un comunicado que "teniendo en cuenta que la edad media de un vehículo en España es de entre 13 y 14 años", posponer la prohibición de los coches contaminantes "más allá de 2035" es "ilógico", ya que el objetivo es "lograr la descarbonización en 2050".

Puedes leer el artículo completo de La Información a través de ESTE ENLACE.