La energética Repsol ha firmado un acuerdo con la Asociación de transformadores de vehículos (Astrave) para promocionar el GLP (gas licuado de petróleo) en la Comunidad de Madrid, una acción por la que dará ayudas de 250 euros a los conductores que se pasen a este combustible alternativo.

Según explican en un comunicado conjunto, Repsol pagará 100 euros a los conductores que transformen su vehículo para poder usar GLP y otros 150 euros en repostajes. Esta campaña de ayudas ya está en vigor y se extenderá hasta el 3 de diciembre de este año, aunque se podrán solicitar los incentivos hasta el 31 de enero de 2022. La transformación del vehículo solo es válida para vehículos de gasolina con normativa europea a partir de Euro 4 (es decir, coches con menos de 10 años de antigüedad).

Lo que se hace es instalarles un kit compuesto por un depósito adicional al de serie para GLP (en el hueco de la rueda de repuesto), una boca de carga para el suministro de AutoGas y el sistema de inyección correspondiente para este combustible. Con esta modificación, el vehículo recibe la etiqueta ECO de la Dirección General de Tráfico (DGT) que le permite circular sin restricciones por la Comunidad de Madrid.

Puedes leer la noticia completa de El Periódico de la Energía a través de ESTE ENLACE.